Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

diumenge, 30 d’octubre de 2011

Técnicas para mejorar la autoestima. El Blog d'Eduard Punset.

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos sobre la base de las sensaciones y de la experiencia que hemos ido incorporando, dando como resultado la sensación de valía o incapacidad. Ahora bien, la forma que uno se percibe y se siente así mismo puede cambiar.

Desde la terapia cognitiva conductual hay técnicas probadas para elevar la autoestima cambiando la forma de interpretar la vida. Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta es la distorsión del pensamiento. Cuando se sienta deprimido o desanimado o cuando la opinión de sí mismo sea baja, aplique la técnica de las tres columnas: autoafirmación, distorsión y refutación. La primera columna es lo que dice la crítica acerca de la situación, a continuación examine sus afirmaciones en busca de distorsiones que afectan a su autoestima.

Las distorsiones más comunes son:

a) hipergeneralización: a partir de un hecho aislado se hace una regla general, es impotante deshacerse de los términos absolutos: todo, nada, siempre;

b) designación global: se utilizan de forma automática denominaciones peyorativas para describirse a sí mismo en vez de describir con exactitud sus cualidades. Para refutar esta distorsión es de ayuda tener en cuenta que la designación que está haciendo se está refiriendo solo a una parte de sí mismo o de una experiencia;

c) filtrado: se presta atención selectiva a lo negativo y no tiene en cuenta lo positivo. Es de ayuda buscar un equilibrio;

d) pensamiento polarizado: se llevan las cosas a su extremo, y se expresa en categorias de blanco o negro, no existen términos medios. Ser específico puede ayudar;

e) autoacusación: uno se culpa de cosas que pueden no ser culpa suya. Es importante cambiar la palabra culpa por responsabilidad;

f) personalización: supone que todo tiene que ver con uno mismo, y se compara negativamente con los demás. Es importante afirmar el propio derecho de ser como uno es, sin disculpas ni valoraciones;

g) lectura de la mente: supone que uno no gusta a los demás sin evidencia real, sólo pensando que sus suposiciones son correctas;

h) falacias de control: uno siente que tiene la responsabilidad de todo o que no tiene control de nada; y

i) razonamiento emocional: se supone que las cosas son como uno mismo siente.

Hay multitud de terapias para la mejora de la autoestima desde la Psicología Positiva, el Coaching Personal o Programación Neurolinguística (PNL), y todas ellas están orientadas en identificar las prácticas que hacen que la persona se sienta mejor consigo mismo, el análisis de los diálogos internos y la ayuda para el cambio. Puede consultar fuentes en internet como ésta, o libros como el de McKay y Fanning, o de Walter Riso, “Pensar bien, sentirse bien”.

1 comentari: