Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

divendres, 26 d’agost de 2011

NARANJA ENTERA.


Nunca me ha gustado la frase de "buscar la media naranja". No necesitamos ser completados por nadie. Las personas somos naranjas completas, cada una con sus virtudes y defectos, traumas, alegrías, tristezas, familia, una historia que cada uno trae detrás, cada uno llega con su propia mochila.

cuando dos personas deciden unirse para ser pareja, deciden también aceptar y comprender cada uno de los traumas, virtudes y defectos del otro.

Este concepto de que el amor es nuestra media naranja refleja una carencia, un parte que llenar o tapar, para poder lograr ser una unidad y así poder rodar. Y el amor no es eso.


El amor no es conseguir una persona, que gracias a ella, uno pueda empezar a rodar. Uno tiene que aprender a rodar solo en la vida, para luego en el camino, conocer otra naranja que ruede para el mismo lado y así compartir el viaje.


Y si por esas cosas de la vida, el amor no funciona, ambas podrán rodar por nuevos caminos, y no quedarse en la mitad del mismo porque el otro se llevo tu mitad.

Soy una naranja entera que busca una naranja entera. Porque las naranjas enteras son las únicas que pueden rodar juntas. 

Y siguiendo con el símil, os habeis fijado que una media naranja no rueda?. Se queda parada?. Una naranja entera tiene vida, la media no se queda atascada...

2 comentaris:

  1. Quizás no nos completamos con los demás (aunque yo creo que un poco sí), pero sí nos completamos en las relaciones e interrelaciones con los demás...No creo que aislados con nuestros únicos pensamientos y sin las aportaciones de los que nos rodean, nuestra experiencia de vida merecería la pena, está bien sentir la soledad pero no vivir aislado del mundo, está estupendo ser una naranja entera, como tu bien dices y yo también creo, pero seguro que conseguiremos más zumo con dos naranjas que con una...El grado de dulzura de éste sería otra cuestión...
    Un abrazo Joan.

    ResponElimina
  2. Totalmente de acuerdo que dos naranjas pueden dar un zumo excepcional. Pero lo que tengo claro es que no necesito a nadie para "complementarme" que yo soy uno y que soy más feliz cuando comparto con otra "naranja", no cunado busco el compemento.

    Gracias por tu aportación!. Un beso.

    ResponElimina