Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dissabte, 10 de març de 2012

"El éxito más hermoso no es aquel que llega como un gato casero domado, sino aquel que hay que aprender a domar y forzar como un caballo salvaje". Frases para cambiar vidas.

Autor: Peter Ustinov 

¿Por qué algunas personas tienen más éxito que otras? La mayoría de las personas explicarían que, simplemente, porque hay personas más dotadas que otras. Pero, ¿y si planteamos la pregunta desde otra perspectiva?. Por ejemplo: ¿Qué diferencia hay entre un pianista promedio y un pianista exitoso? La respuesta a esta pregunta ya resulta bastante esclarecedora: ¡Diez mil horas de práctica! Más que un talento innato, es la oportunidad y el trabajo duro lo que conduce al éxito.
Anders Ericcson de la Universidad del Estado de Florida, estudió a miles de estudiantes de una academia de música en Berlín. Descubrió que aquellos violinistas que tenían el potencial de alcanzar fama mundial como solistas, habían practicado alrededor de 10.000 horas antes de alcanzar los veinte años, mientras que el resto de los alumnos habían entrenado solo un par de miles de horas en toda su vida. Aparentemente el número de horas de entrenamiento, resultaron más decisivas en el éxito de los músicos que el talento por sí mismo.
Es decir, una vez que un estudiante logra entrar en una escuela de buen nivel, lo único que lo distinguirá de sus pares, es el tiempo y el esfuerzo que invierte en sus estudios. Nada más. No se distinguen por trabajar más, sino por trabajar mucho, mucho más.
Otros investigadores han llegado a conclusiones parecidas al estudiar la vida de compositores, deportistas, autores, jugadores de ajedrez... Parece que el cerebro humano requiere de esa cantidad de horas (10.000) para alcanzar el dominio completo de cualquier disciplina.
Además, existe la regla de los 10 años. Estudios realizados por Benjamin Bloom en la Universidad de Chicago, han demostrado que se requiere al menos una década de esfuerzo enfocado, antes de alcanzar renombre mundial en cualquier área de especialidad. Bloom estudió la vida de un conjunto de 120 expertos en áreas tan diversas como: atletismo, artistas, bioquímicos, artistas y matemáticos y comprobó como cada uno de ellos tardó una década de trabajo duro y esfuerzo constante antes de llegar a ser un experto en su área.

Como lograr el éxito en seis pensamientos...
Nuestras mentes tienen la capacidad para convencernos de que algo es imposible mucho antes de que demos nuestro mejor esfuerzo para lograrlo. Si no tenemos cuidado, podemos rendirnos mentalmente antes de tiempo diciéndonos: "Yo no puedo hacer esto o Nunca lo haré o No es posible." ¿Cómo asegurarte de que tu propia mente no se interpone en el camino de tus sueños?

Conoce tus límites
Hay una diferencia entre los obstáculos y los límites. Los obstáculos pueden ser superados, mientras que los límites no se pueden rebasar.

Ten un plan
Un buen plan es el arma secreta para combatir los obstáculos mentales. Cuando tienes un plan, no importa lo que estás sintiendo en un momento determinado, porque sabrás en todo momento qué hacer.

Visualiza tus metas
Una vez que hayas pasado tanto tiempo pensando en una meta que la puedas ver, tocar, saborear, y hasta oler, no será fácil renunciar a ella. El deseo de alcanzarla te dará la fortaleza para superar cualquier impedimento. Antes de tener éxito, ya debes tenerlo en tu mente.

No hagas caso de las dudas de los otros
Tú ya sabes que los que los obstáculos están ahí como para que haya personas que te lo estén recordando permanentemente. Las barreras mentales de otros no han de ser las tuyas.

Abraza la positividad
Aléjate de lugares y actividades que te depriman. Elige tareas y funciones positivas. Escucha con insistencia tu lado optimista y acalla a ese pesado pesimista que todos llevamos dentro y que nos dice que todo saldrá mal.

Sobrevive al miedo
El miedo crea obstáculos imaginarios. Su función es hacerte desistir. Vive de eso, de tus renuncias. No te dejes vencer por él. Demuéstrale que puedes.

... y cuando consigas el éxito, recuerda que será mucho más importante cómo lo manejes, que el propio éxito en sí. Sigue siendo por siempre la persona que aspiraba al éxito y menos la persona que lo consiguió.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada