Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

diumenge, 29 de gener de 2012

"No podemos resolver los problemas usando el mismo tipo de pensamiento que cuando se crearon". Frases para cambiar vidas.


Autor: Albert Einstein 
En la India, para llevar una vida tranquila la gente suele ir a la selva o a lugares solitarios y remotos, como montañas o valles, con el fin de sentarse y meditar. Dejan tras de sí la obligación de la familia y de los parientes. Ellos se sienten felices y en paz. Están huyendo temporalmente de la vida. Bien, pues aparte de los hindúes el único otro grupo de gente que no tiene problemas o los soluciona alejándose de ellos, son las personas que están en la paz del cementerio.
Sí, la vida está llena de problemas. Podrían haberla diseñado de otra manera, pero alguien debió pensar que con las dificultades, los obstáculos, los dilemas, las trabas y las contrariedades que nos vamos encontrando, íbamos a ser capaces de pulirnos y perfeccionarnos en la tarea de convertirnos en dignos merecedores del título de 'seres humanos'.
Todos los días y en todas partes escuchamos una letanía incesante: "Tengo problemas." Problemas de dinero , laborales, de pareja, familiares, de salud… y la lista sería inacabable. Y nos tienta pensar que las personas que creemos son felices, soportan menos problemas que nosotros. Pensamos que ellos tienen todo el dinero que necesitan; que tienen el trabajo que aman; que poseen buenos amigos; que sus hijos son obedientes y que todo les va bien. Pero la realidad es que cuanto más éxito tengas, a más problemas deberás enfrentarte.
Los problemas son conocidos, en un mundo más optimista que este, como oportunidades. Resolverlos nos garantiza la adquisición de una habilidad que no teníamos y su superación nos dotará de fuerzas renovadas. No consiste en tener una vida sin problemas, sino en quitarle vida a los problemas. Los problemas están ahí para hacernos crecer y aprender, nos guste o no. Cuando te enfrentas a un problema, es una clara indicación de que tenemos que cambiar nuestra forma de vida o mejorar nosotros mismos y variar nuestra conducta. Es una alerta, no una condena.
La verdad es que los problemas solo desaparecen cuando los afrontamos, y el mejor momento para acabar con ellos es al principio y de raíz. La solución está en nuestro pensamiento y en nuestra perspectiva del problema.

Reflexión final: 
No importa su naturaleza. Si estás ante un problema, debe ser eliminado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada