Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dijous, 10 de novembre de 2011

EL TRIÁNGULO DEL AMOR. Antonio Gonzalo.

Cada persona define y entiende el amor de una manera distinta. De nuestra particular  manera de entender el amor se desprende -en gran medida- la manera en que pensamos, sentimos y actuamos en  nuestras relaciones amorosas.
La experiencia del amor es una de las esferas más íntimas y centrales de nuestra existencia. Y ha sido tan elocuentemente descrita por poetas y novelistas que pareciera no existir espacio para un acercamiento científico a su estudio.
Sin embargo los hallazgos científicos no solo aportan evidencia a las descripciones artísticas del amor sino que, muchas veces, nos permiten comprender aspectos del mismo que difícilmente podríamos alcanzar de otra manera. 
De manera parecida piensa el psicólogo estadounidense Robert J. Sternberg; quien -con su Teoría del Triángulo del Amor- nos propone entender el amor según un modelo compuesto por la suma de tres ingredientes fundamentales: la intimidad, la pasión y el compromiso.

Sternberg sitúa cada uno de dichos componentes básicos en los vértices de un metafórico  triángulo en el que el área del triángulo nos indicaría la cantidad de amor sentida por un sujeto. La presencia de los tres componentes constituiría lo que Sternberg define como Amor Completo (Intimidad+Pasión+Compromiso).
La intimidad, en la teoría de Sternberg, se refiere a aquellos sentimientos en una relación que promueven el acercamiento, el vínculo y la conexión.
A poco que reflexionemos, convendremos con Sternberg en que la intimidad implica algunos de los siguientes sentimientos: deseo de promover el bienestar de la persona amada, felicidad junto a la persona amada, respeto, capacidad de contar con la persona amada en los momentos de necesidad, entendimiento mutuo,  recibir y entregar apoyo emocional a la persona amada, comunicación íntima y valoración de la persona amada.
Para Sternberg, la pasión sería la expresión de deseos y necesidades de autoestima, entrega y satisfacción sexual. En el amor, la pasión y la intimidad tienden a interactuar fuertemente y a alimentarse entre sí. Aunque sin embargo, pasión e intimidad no siempre van unidas.
El compromiso se refiere a la decisión de amar y mantener el amor con la otra persona.
La teoría de Sternberg resulta interesante por constituir un modelo -sustentado científicamente- para el estudio tanto de los aspectos estructurales como de los aspectos dinámicos del amor.
Desde la perspectiva del modelo de Sternberg, las relaciones amorosas estarían constituídas tanto por la intensidad  de cada componente (intimidad, pasión, compromiso) como por el equilibrio existente entre los mismos.
La teoría nos ayuda a reflexionar acerca de nuestra manera de amar, e incluso de ser amados/as; lo que nos puede ayudar a mejorar la situación. Aunque eso no nos libre de experimentar los vaivenes y envites del amor y del desamor, porque, como diría Angel Guerra en su novela "La Lapa": a veces "el amor es como el agua del mar: despierta nuestra sed y luego, salobre, no la sacia".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada