Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dimarts, 25 de setembre de 2012

"La reflexión es el camino hacia la inmortalidad; la falta de reflexión, el camino hacia la muerte". Frases para cambiar vidas.


Autor: Buda
¿Alguien puede ser considerado la persona más feliz del mundo? Esta pregunta cuya respuesta lógica mayoritaria sería un incrédulo y rotundo "NO", tiene, sin embargo, una respuesta afirmativa.
Matthieu Ricard, monje budista que reside en el monasterio Shechen Tenny Dargyeling en Nepal, obtuvo una nota inalcanzable, al parecer, para el resto de los humanos, en un estudio sobre el cerebro realizado por la Universidad de Wisconsin (EEUU). Los especialistas en neurociencia afectiva responsables del estudio, le nombraron «el hombre más feliz de la Tierra». Ricard, a sus 61 años, ejerce hoy en día de asesor personal del Dalai Lama y arrastra una biografía cuando menos curiosa. Biólogo molecular, hijo de un filósofo ateo, abandonó por completo su carrera y su trabajo para abrazar la fe del budismo.
Tras estudiar con los grandes maestros budistas y pasar meses en retiros espirituales recorriendo los pueblos del Himalaya, Matthieu Ricard conoció al Dalai Lama y en 1989 se convirtió en uno de sus principales asesores. Su posición como mano derecha del 'Señor de la Compasión', le ha convertido en la figura budista occidental más influyente del mundo. Por si fuera poco, los libros escritos por Ricard han resultado un gran éxito editorial. De El monje y el filosofo, se han vendido, solo en Francia, alrededor de 500.000 copias. En él la búsqueda de la felicidad está presente en cada capítulo.
Volviendo al principio: ¿Cómo fue el proceso de conversión de Ricard en el hombre más feliz de la Tierra? El neurocientifico Richard Davidson, de la Universidad de Wisconsin, buscaba en los cerebros de los monjes budistas huellas para comprender por qué distintas técnicas de meditación, ayudan a las personas a alcanzar mayores cuotas de bienestar emocional. Ricard 'cedió' su cabeza a los científicos para su estudio y lo que los expertos vieron dentro, ha servido para confirmar que esta práctica milenaria favorece tanto el bienestar mental pleno como el físico. Ricard, además, colabora con el Mind and Life Institute (co-fundado por el Dalai Lama), donde se estudian distintos aspectos de la plasticidad cerebral y de la neuropsicología cognitiva, para comprender la conexión entre la meditación, el cerebro y el bienestar emocional.
Para finalizar, el «hombre más feliz del mundo» sugiere que no todo el mundo haga lo mismo para encontrar la dicha. Solo que aprendamos que la deseada casa de la playa, los millones en el banco o esa pareja tan atractiva, tampoco nos conducirán a ella. Aprender a contentarnos con lo que tenemos, quizá sí.

Matthieu Ricard, 10 consejos para ser feliz 
1. Vejez: Cuando la agudeza mental y la acción disminuyen, es tiempo de experimentar y manifestar cariño, afecto, amor y comprensión.
2. Muerte: Forma parte de la vida, rebelarse es ir contra la propia naturaleza de la existencia. Sólo hay un camino: aceptarla.
3. Soledad: Existe una manera de no sentirse abandonado: percibir a todos los hombres como parte de nuestra familia.
4. Alegría: Está dentro de cada uno de nosotros. Solo hay que mirar en nuestro interior, encontrarla y transmitirla.
5. Identidad: No es la imagen que tenemos de nosotros mismos, ni la que proyectamos. Es nuestra naturaleza más profunda, esa que nos hace ser buenos y cariñosos con quienes nos rodean.
6. Conflictos de pareja: Minimizarlos. Es muy difícil pelearse con alguien que no busca la confrontación.
7. Familia: Requiere el esfuerzo constante de cada uno de sus miembros, ser generoso y reducir nuestro nivel de exigencia.
8. Deterioro físico: Hay que aprender a valorarlo positivamente. Verlo como el principio de una nueva vida y no el principio del fin.
9. Relaciones sociales: Es más fácil estar de buen humor que discutir y enfadarse. Lo ideal es seguir siendo como somos y utilizar siempre que podamos la franqueza y la amabilidad.
10. Felicidad: Si la buscamos en el sitio equivocado, estaremos convencidos de que no existe cuando no la encontremos allí.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada