Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dimecres, 15 de febrer de 2012

"Todo lo que vemos desfilar ante nuestros ojos, todo lo que imaginamos, no es sino un sueño dentro de otro sueño". Frases para cambiar vidas.


Autor: Edgard Allan Poe 
¿Y qué son los sueños...? Los científicos aún lo están debatiendo. Si el ser humano todavía no ha podido establecer cabalmente el porcentaje de uso concreto y el para qué de todas las facultades de nuestra enorme capacidad cerebral,  mucho menos para desvelar con exactitud lo que son los sueños o la explicación completa del porqué soñamos. Sí, hay muchas teorías, pero ninguna de ellas está al 100% probada científicamente.
Los sueños, en realidad y por lo que bien sabemos, pueden conducirnos a una comprensión más profunda de nosotros mismos. Representan la oportunidad de aprender más sobre lo que somos, sobre quiénes somos y sobre nuestro periplo vital. Los sueños podrían ser la mente inconsciente, intentando tender un puente de comprensión hacia la mente consciente.
Todos los grandes exploradores de la psique han coincidido en algo: los sueños son expresiones de nuestro yo más profundo y descifrar sus símbolos puede darnos una información muy valiosa que podemos utilizar en nuestra vida despierta.
La mente subconsciente es aún más desconcertante durante el sueño, cuando muchas de las reglas  y  limitaciones socialmente impuestas desaparecen y no constriñen ni restringen nuestra forma de actuar sintiéndonos liberados. Ese punto en el que el subconsciente y la imaginación vuelan salvajes.
Lo sueños, ya en un nivel menos científico y más espiritual, conspiran para guiarnos a través de la vida en un fascinante viaje a través de nuestros más profundos anhelos.

CAZADORES DE SUEÑOS o LA LEYENDA del BAWADDJIGAN (proveniente de los indígenas Lakotas de origen Sioux )
Hace mucho tiempo, cuando el mundo era aún joven, un viejo lider espiritual Lakota que estaba en la cima de una montaña tuvo una visión. En aquella visión, Iktomi -el gran maestro de la sabiduría- se le aparecía en forma de araña. Iktomi hablaba con él en un lenguaje secreto que solo los líderes espirituales de los lakotas sabían entender. Mientras le hablaba, Iktomi -la araña- tomó un trozo de rama del sauce más viejo. Le dio forma redonda y con plumas, pelo de caballo, cuentas y adornos y empezó a tejer una telaraña.
Hablaron de los círculos de la vida, de cómo empezamos la existencia como bebés y crecemos hasta alcanzar la niñez, la adolescencia, después la edad adulta, para llegar, finalmente, a la vejez, cuando debemos volver a cuidar de los bebés, completando así el círculo...
Pero Iktomi dijo -mientras continuaba tejiendo su red-: 
"En todo momento de la vida hay muchas fuerzas, algunas buenas otras malas. Si te encuentras con las buenas, ellas te guiarán en la dirección correcta. Pero si escuchas a las fuerzas malas, ellas te lastimarán y te guiarán en la dirección equivocada". Y continuó: Hay muchas fuerzas y diferentes direcciones y pueden interferir con la armonía de la naturaleza. También con el gran espíritu y sus maravillosas enseñanzas."
Mientras la araña hablaba continuaba entretejiendo su telaraña, empezando desde afuera y trabajando hacia el centro. Cuando Iktomi terminó de hablar, le dio al anciano Lakota la red y le dijo:
"Mira la telaraña. Es un círculo perfecto, pero en el centro hay un agujero, úsala para ayudarte a ti mismo y a tu gente para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas de tu pueblo, de sus sueños y sus visiones. Si crees en el Gran Espíritu, la telaraña retendrá tus buenas ideas que descenderán por las plumas hasta ti y las malas desaparecerán al amanecer por el agujero".
El anciano Lakota, le pasó su visión a su gente y ahora los indios usan el atrapasueños como la red de su vida. Lo cuelgan encima de sus camas, en su casa, para escudriñar sus sueños y visiones. Lo bueno de los sueños queda capturado en la telaraña de la vida y vive con ellos. Lo malo, escapa a través del agujero del centro y no será nunca más parte de ellos.
Los atrapasueños o también llamados cazadores de sueños, se denominaban "Bawaadjigan" en el lenguaje Ojibwe de los Sioux, quienes luego se dividieron en los Sante, Dakotas y Teton (Lakotas). Estas culturas sostenían la creencia de que los sueños eran mensajes del mundo espiritual. De esta manera, el atrapasueños funcionaba como un filtro de sueños y visiones que protegía contra las pesadillas.

1 comentari:

  1. Hola Joan,

    Al llegir aquest text sobre els indis i la llegenda de l'aranya he pensat amb una cita sobre el que diuen els indios de la vida i l'univers.

    La humanitat no ha teixit la xarxa de la vida. No som més que un fil dins d'ella. Fem el que fem a la web, en ho fem a nosaltres mateixos. Totes les coses estan lligades. Totes les coses es relacionen. " ( Que bonic ser filadors dins d'aquesta la gran teranyina)


    Humankind has not woven the web of life. We are but one thread within it. Whatever we do to the web, we do to ourselves. All things are bound together. All things connect.”
    Chief Seattle

    http://www.youtube.com/watch?v=Wn_G1CMa6_M&feature=related

    ResponElimina