Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dimarts, 6 de novembre de 2012

Cansancio PSICOLÓGICO.


Otras veces el agotamiento puede provenir del desgaste mental y emocional que suponen ciertas luchas y del que hay que hacerse consciente, según la «coach» Miriam Subirana (www.miriamsubirana.com).

«¿Hemos elegido bien la lucha en la que nos hemos metido? 
¿Merece la pena pagar el precio que nos supone? 
¿Podemos reflexionar sobre las alternativas posibles? 
¿Estamos tan absortos en conseguir el éxito que no somos capaces de dar un paso atrás para tomar distancia y observar con mayor objetividad si queremos estar ahí?», aconseja preguntarse Subirana.

«Nuestro cansancio aumenta cuando, al pesar que nos provocan nuestras circunstancias, le añadimos los pensamientos negativos y sentimientos de desánimo. Quizá no podemos cambiar lo que ocurre a nuestro alrededor, pero podemos decidir qué actitud adoptar y qué permitir que ocupe nuestra mente. Aprendamos a crear pensamientos que eleven nuestro ánimo», sugiere Subirana.

La autora del libro «Quiero revitalizarme», Liz Wilde, aconseja bañarse en la luz natural, porque es un «nutriente» imprescindible para nuestro sistema inmunitario y también recomienda «asegurarse de pasar algún tiempo fuera de casa cada día y deshacerse de las gafas de sol cuando la luz no sea demasiado intensa, para recibir toda la luz solar posible». «La terapia lumínica no sólo levanta el ánimo, sino que facilita la síntesis de la vitamina D, que elabora nuestra propia piel cuando nos exponemos a los rayos solares», señala Wilde.

Según la experta británica «la presencia de vegetales, tanto en el hogar como en la oficina, puede ayudar a descomponer las radiaciones electromagnéticas que desprenden ordenadores y televisores. El oxígeno puro que producen las plantas es un tónico para los pulmones y el organismo en general».

Como remedios para el agotamiento psicológico Wilde sugiere también practicar la respiración energizante, que «debe ser lenta y profunda y partir desde el abdomen».

Para revitalizarse Liz Wilde agrega otro consejo: regularizar la vida. «Hemos de respetar nuestro reloj biológico interno, acostándonos y levantándonos aproximadamente a la misma hora. Llevar una vida irregular contribuye a agotar nuestra energía, porque confundimos los biorritmos de nuestro organismo y desorientamos nuestra mente».

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada