Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dimarts, 27 de desembre de 2011

¿Cuantas veces has dejado de hacer cosas por miedo?.

...Fácil pregunta, difícil respuesta...

Piensa durante un momento cómo nace el miedo. El miedo nace en la más temprana edad, pero no es innato; es aprendido.

Un niño, ante un estimulo desconocido, no tiene respuestas conocidas. Lo primero que hace es mirar a sus personas de referencia, e imitar su reacción. "Si mamá se asusta es que será malo".  Asi nace el miedo.

De adultos, igualmente así nace el miedo. Ante nuevos retos, nuevos objetivos, desconocidos para nosotros, aparece "el miedo a lo desconocido".

Un miedo muy común, compartido por la humanidad; controlado por unos, desconocido por otros. Ante los nuevos retos, nadie tiene respuestas aprendidas, porque es nuevo. Es por ello, que de forma casi inconsciente, buscamos la aprobación de nuestras personas de referencia, al igual que los niños.

No lo intentes.

El deber de las personas que nos quieren es el de protegernos. Mantenernos en nuestra zona de confort, es mantenernos protegidos. Por ello, cuando le preguntemos a nuestros padres o amigos si deberíamos dar un paso que suponga una ruptura con lo anterior, la respuesta, generalmente, será NO.

Aprender a escuchar es un aprendizaje que nos llevará toda la vida, pero aprender a NO escuchar cuando no hay que escuchar, también.

"Las lágrimas más amargas que se derramarán sobre nuestra tumba serán las de las palabras no dichas y las de las obras inacabadas." 
Harriet Beecher Stowe


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada