Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dissabte, 21 de juliol de 2012

"La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene." Frases para cambiar vidas.

Autor: Jorge Luis Borges. 

Bronnie Ware es una escritora y compositora australiana que, además, trabajó durante varios años en una Unidad de Cuidados Paliativos para enfermos terminales en Australia. A través de su propia experiencia y observación, logró recopilar valiosas confesiones de personas que se encontraban en el tramo final de sus vidas.
Bronnie constató la excepcional lucidez de los seres humanos cuando nos encontramos cara a cara con nuestra propia muerte. No hay duda de que en esos momentos ya no nos engañamos y por fin somos totalmente sinceros con nosotros mismos. Se disuelve el ego y todos buscamos la paz antes de partir. Decía Confucio, abundando en lo dicho, que cuando el hombre se halla cerca de la muerte sus palabras son sinceras y veraces. 

En su libro Regrets of the Dying (El Lamento de los Moribundos) Bronnie Ware describe los cinco pensamientos  o remordimientos más frecuentes antes de la muerte. Son los siguientes:
“Me hubiera gustado haber tenido el valor de vivir una vida fiel a mis conceptos y no la vida que otros esperaban de mí.” Ésta es la queja más frecuente. Se trata de personas que no lucharon por cumplir sus sueños porque optaron por hacer lo que los demás le decían. Eligieron lo que creían que “debían hacer” en lugar de lo que querían hacer. 
“Me hubiese gustado no haber trabajado tan duro.” Afecta más a los varones el no haber disfrutado de más tiempo con la familia y lamentan no haber estado cerca de sus hijos. 
“Me hubiera gustado tener el valor suficiente para manifestar mis sentimientos.” Reprimirnos los sentimientos nos puede hacer una existencia mediocre, instalada en el conformismo que impide que nos identifiquemos con nosotros mismos.
“Me hubiese gustado mantenerme en más contacto con mis amigos.” Es el reproche por no haber cuidado las relaciones importantes y la incapacidad de no poder recuperar el tiempo perdido. 
“Me gustaría haber sido más feliz.” Personas que prefirieron engañarse a sí mismas en lugar de cambiar luchando contra todos los miedos y resistencias. De todos, es el lamento que se expresa con más tristeza. 
Sería bueno que pudiéramos alcanzar el final de nuestros días sin la sensación de haber llegado tarde a conclusiones tan importantes. La vida es una elección. Es nuestra vida y debemos elegir conscientemente, sabiamente, honestamente, todo aquello que nos procure la felicidad. Sin dilación ni demora y, sobre todo, sin esperar a arrepentirnos de lo que no hicimos en el último momento y cuando ya no hay solución 

Reflexión final: "La muerte solo tiene importancia en la medida en que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida." (André Malraux)

2 comentaris:

  1. Claro que deberíamos vivir nuestra vida y hacer lo que cada uno desee no lo que quieran otros para él/ella. Ahora bien, como desde que nacemos y posiblemente desde antes, nos condiciona nuestro entorno ¿cómo saber qué deseo en toda su autenticidad?. No es fácil identificarlo... pues cualquier elección está contaminada de esa influencia.

    ResponElimina
  2. Hola Mariana, pues seguramente intentando desprendernos de esas creencias irracionales, ese ego que nos condiciona como tu bien dices. Identificarlo y, poco a poco, ir desmontándolo hasta conseguir llegar a la esencia. Árdua tarea pero apasionante!.

    Un beso,

    Joan

    ResponElimina