Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

diumenge, 27 de gener de 2013

“Antes de huir arriésgate a conocer bien a tu pareja”. Martha Saez..

Todas las personas al entrar en una relación quisieran que se cumpliera la frase “Y vivieron por siempre felices”. En la realidad las cosas no son tan sencillas como en los cuentos de hadas, y es por eso que cada vez más relaciones de pareja se separan ante el temor de experimentar el dolor y los obstáculos que a cada uno se le presentan para ser resueltos, y no sólo para salir corriendo.
Hay un sinfín de excusas ante las rupturas como “No era la persona adecuada”, “Necesito más tiempo”, “No estoy preparado”, “Cuando termine carrera, trabajo, maestría, etc.”. Lo que no se contempla y no se nos enseña al iniciar una relación de pareja, es que la relación deberá pasar por diferentes etapas, las cuales no necesariamente serán todas agradables ya que se tendrán que enfrentar miedos, dudas e incertidumbres para poder consolidar una relación de amor estable y apasionada. La verdadera pasión no se busca, se genera y es espontánea. El verdadero amor se muestra como una vida compartida, con incrementos y disminuciones, altas y bajas. Se necesita superar cada una de las dudas, miedos e incertidumbres y esto sólo se logra entendiendo las diferentes etapas:

PRIMERA: SE DESCUBRE A LA PAREJA ESPERADA
Al inicio de la relación, además de la sensación de “Mariposas en el estómago”, se presenta el tan escuchado comentario “El amor es ciego”. Aquí se piensa que se ha encontrado “Un tesoro” de un valor incalculable en la otra persona, y que éste se ha esperado por mucho tiempo, que tiene un valor que nadie puede reemplazar para la relación. Se idealiza la relación y se piensa que esta sí será la verdadera y la única.
Las personas creen que ya no tendrán que trabajar más, sin pensar o cuestionar qué es lo que tiene que hacer para que la relación continúe y se fortalezca. Los muy jóvenes no saben qué es lo que buscan, los hambrientos buscan sustento y los heridos buscan consuelo de sus anteriores pérdidas. Ingenuamente se piensa que ya se logró lo que se buscaba y que no se tendrá que hacer nada más.

SEGUNDA: DUDAS, TEMORES, Y PREGUNTAS NO RESUELTAS
Cuando la pareja pasa más tiempo junta y sus integrantes empiezan a conocerse muchas veces aparecen dudas, miedos y preguntas como. ¿Será la persona adecuada?. ¿Habrá alguien mejor esperando por mí?. Y además el miedo a ser transformado y perder la libertad. Miedo al abandono, a la fusión o al rechazo, es decir, aparece el “Temor a la intimidad o al compromiso”. Es una etapa donde los pensamientos están confundidos, el corazón late con fuerza no porque se ama y se es amado, sino de puro miedo.

TERCERA: ACLARAR EL PANORAMA
Pocas parejas logran sobrevivir hasta esta etapa. La mayoría ya ha tomado la decisión de romper, esperar y buscar otra opción. Es aquí cuando a través del amor y la compasión la pareja empieza a aclarar sus verdaderas intenciones, a ver la realidad y a demostrar fortaleza mientras espera a ver qué pasa. El cuento de “La Bella y la Bestia” ejemplifica este momento de la relación, donde se sabe que detrás de lo feo se encontrará la verdad. Comprender a la otra persona y enfrentar los propios miedos son las características de esta etapa, y se puede lograr entender que después de la pasión viene otra forma de amar con calma y tranquilidad. Se entiende y acepta que no hay que sufrir porque ya ha pasado esa pasión desbordada donde se sentía que no se podía vivir sin el otro, y se vive una pasión de una manera más segura y enriquecida.

CUARTA: LA CONFIANZA
Hay momentos en la vida donde las personas necesitan dejarse llevar por el amor, ser valientes y enfrentar lo que se tenga que enfrentar. Dicen que lo que buscamos también nos busca a nosotros y que si nos quedamos quietos, nos encontrará. Debemos aprender que se tiene la capacidad de curar cualquier daño que se haga en la relación y confiar en que se tiene la capacidad de sanar las heridas que se sufran por amar.
Aprender que todas las cosas tienen un significado más profundo, aún los acontecimientos desagradables, y que dichas heridas se pueden utilizar como energía vital. Se utilizan todos los recursos y se confía en que se podrá superar las antiguas heridas de amor, así como cualquier evento del pasado que pueda interferir en la relación.

QUINTA: PLANEAR SUEÑOS PARA EL FUTURO
Cuando se es capaz de compartir las penas, desilusiones y temores del pasado, y existe la capacidad de comprensión y compasión de la pareja, se empiezan a sanar y aliviar las tristezas pasadas y a vislumbrar en un futuro lo que serán los sueños donde se construirá una relación que ha superado obstáculos, y ha entendido lo pasado como un proceso de crecimiento. Se ha podido brincar del enamoramiento al verdadero amor, donde se llega a acuerdos y se elaboran planes para el futuro.

SEXTA: EL USO DEL CORAZÓN
Aquí es cuando realmente se utiliza el corazón y se fusiona el cuerpo y el alma.
Ya se ha comprendido que la relación pasará por altibajos, se ha dejado de idealizar el amor como un cuento de hadas, y cada uno de los que integran la pareja se ha comprometido con lo agradable y desagradable del otro, aceptándolo como un ser humano y no como un dios que podrá satisfacer todas sus necesidades. Se ha aceptado y valorizado que la relación perdurable implica trabajo y aceptación de las diferentes etapas, y se ha decidido quedarse con la persona que se ha elegido. Lo anterior es un proceso que ayuda a entender que una buena relación pasa por etapas, no todas tan buenas, pero que siempre se llega a una meta que es el atreverse a sentir el amor como una decisión de compartir la vida con la persona elegida, vivir el amor y entregar el corazón.

Para reflexionar:
  • Si cada vez que terminas con tu pareja y la culpas, ¿Será realmente la responsabilidad de la otra persona?
  • Si en tus planes no consideras tener pareja, ¿Te has preguntado por qué?
  • Si has tenido infinidad de rompimientos, ¿Le tendrás miedo al compromiso?
  • Si piensas que siempre encuentras a las personas equivocadas para ti, te has preguntado ¿Realmente son ellas las que están mal?
Lic. Martha Sáenz

http://www.marthasaenz.com

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada