Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dimarts, 28 de maig de 2013

DEJA LAS COSAS COMO SON. Miguel Benavent de B.


Frecuentemente me has oído hablar del cambio o más bien de provocar el cambio en nuestra vida! Cambia el mundo, porque la vida ya cambia por sí misma! Nos guste o no, la vida fluye y el cambio viene por sí mismo, aunque no siempre estemos preparados para ello o siquiera lo aceptemos! ¿Qué paradoja, no es así?
Efectivamente el cambio llega, cuando llega. Tal vez solo hay que estar bien atento a él y acogerlo, como un amigo fiel que siempre nos acompaña! Solo hay que estar ligero de equipaje para adoptarlo en nuestra vida, lo que no es siempre fácil. Alguien nos enseñó a apegarnos a nuestro mundo y a sus circunstancias… sin explicarnos que, de un día para otro, éstas pueden -y deben, por qué no admitirlo- cambiar. Las cosas simplemente cambian, aunque demasiadas veces las juzguemos como buenas o malas, como un cambio conveniente o algo que contraviene nuestro deseo y nuestra zona de confort, como dicen los terapeutas. Y el cambio en sí no es bueno o malo como pensamos, el cambio es…
Se nos ha enseñado a ser exigentes con nosotros mismos, con los demás y con nuestra vida! Y eso tampoco es malo, siempre y cuando nos ayude a cumplir nuestro propósito personal. Pero una vez hemos hecho ya nuestros deberes y dedicado el esfuerzo suficiente para llevarlos a cabo, simplemente hay que dejar que la vida fluya… y el cambio, sin duda, nos visitará! ¿Cuáles son los deberes que hay que hacer de antemano? Pues seguramente intentar soltar lastre, deshacernos de nuestros planes y expectativas, de nuestros deseos e intenciones, para luego… empezar a volar cuando llegue el viento favorable que suele ser el cambio!
Cuando nos apegamos a nuestras ideas y creencias, cuando anteponemos nuestros deseos a la evidencia de la realidad, intentamos por todos los medios que las cosas sean como queremos que sean! Y eso nos hace vivir en un mundo de ilusión -por lo irreal- basado en circunstancias efímeras y, siento decirte, que poco probables! Si, en cambio, pusiéramos todo nuestro empeño en ser, pensar, sentir y hacer lo que ya está dentro nuestro, veríamos que la vida exterior se acompasa a nuestros deseos profundos, aunque el escenario exterior sea diferente al que pensábamos o deseábamos para nuestra vida! En nuestro interior tenemos una guía infalible que es la Conciencia, que nos dice qué pasos hemos de dar, aunque nuestra razón no entienda del todo hacia dónde nos dirije…
Porque resultará que pasar por esta existencia nuestra en este mundo no es más que aprender a aceptar que la vida cambia a cada instante, sin más! Y cada nuevo día, con su singular amanecer, su cielo, su luz, su contraste y su color, todos ellos singulares e irrepetibles, nos lo recuerdan cada nuevo instante que vivimos! En el camino, puedes sufrir como muchos hacen porque la vida no es como la habías pensado o deseado… o bien enorgullecerte de que sea tal como es y la vivas como llega, porque simplemente has sabido estar atento, estar siempre ligero de equipaje y aceptar el cambio en cuanto lo ves… o mejor, cuando lo sientes en tu interior! Supongo que la vanidad humana no nos permitiría que aceptáramos que la vida sea algo tan simple y espontáneo… Quizás por eso nos sentimos mejor si justificamos una vida llena de esfuerzo, de tesón, de firmeza, para alcanzar nuestros logros personales y nuestras aspiraciones profesionales! Pero cuando uno llega a una cierta edad, se da cuenta de que ese esfuerzo malogrado y con un coste en salud y sufrimiento excesivo, no es más que energía derrochada para evitar lo inevitable, o sea  que la vida sea tal como es…
Pero eso da miedo! Porque dejar que la vida sea, es
algo a lo que no nos enseñaron! Dejar que las cosas sean tal cual son exige solo… valentía y libertad! Y, si quieres añadirle algo más, agradecimiento! Valentía para aceptar lo que sientes en tu interior y expresarlo en tu vida! Libertad porque, para ello, antes debes deshacerte de tus miedos que te limitan! Y gratitud porque -lo creas o no, lo aceptes o no- la vida te trae todo aquello que necesitas, en cada momento para vivir plenamente… y así aprender por fin a vivir lo que mereces!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada