Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

divendres, 2 d’agost de 2013

En ocasiones nuestra propia luz se extingue y es reencendida por la chispa de otra persona. Frases para cambiar vidas.


... Cada uno de nosotros tiene motivos para pensar con profunda gratitud acerca de aquellos que han encendido la llama en nuestro interior.” Autor: Albert Schwietzer.

Gente capaz de ‘colorear’ nuestra vida cuando llegan a ella. Esta estupenda idea básica de partida, es la que me atrajo de la película que hoy traigo hasta el blog, Pleasantville, porque es cierta y porque implica un homenaje a todos aquellos que, quizá sin pretenderlo, aparecen de repente en nuestra vida siendo capaces de iluminarla, en el sentido que quieras interpretar.

La mayor parte de las veces adjudicamos a un componente romántico la capacidad de cambiarnos para bien que poseen ciertas personas. Es así, el amor nos voltea por completo para, si es de calidad, hacernos mejores de lo que jamás fuimos. Pero otras veces consiste en breves encuentros con personas con las que simplemente nos cruzamos, nos enseñan algo y después se van, no sin antes dejarnos en nuestra paleta vital de colores alguno que nos faltaba. Por ellosiempre hay que estar abierto a conocer, escuchar y aprender lo que los demás (hasta quien menos lo esperemos) nos tenga que decir. Si no lo hacemos tal vez a nuestra biografía le falte un ‘color’ fundamental y esa parte de nuestra vida quede condenada para siempre a ser vivida en blanco y negro.

Norteamérica, años cincuenta. Una pareja de adolescentes se "introduce" en una serie de televisión que trata sobre una ciudad -Pleasantville- y sus amables habitantes y donde todo es demasiado perfecto. Con su llegada bastantes cosas empezarán a cambiar... 

Este es el argumento pero, como decía al principio, más que la película y su trama, me gusta la idea que representa alguien llegando a nuestra vida y siendo capaz de pintar en ‘color’ los espacios en blanco y negro.


Reflexión final:Cada persona que pasa por nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá quienes se llevaran mucho, pero no habrá de los que no nos dejen nada. Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.” (J. L. Borges)



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada