Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dimarts, 13 de gener de 2015

¿Por qué sufrimos por amor?. Walter Riso, vídeo.

El amor es un sentimiento maravilloso y mágico que transforma a los seres humanos cuando éste llega a sus vidas; pueden descubrir cosas que ni ellos pudieron haber imaginado ser capaces de hacer, el problema sucede cuando este amor se vuelve frágil y llega a desvanecerse, entonces surge la pregunta ¿por qué sufrimos por amor?
Eduardo Calixto, jefe de Neurología del Instituto Nacional de Psiquiatría, asegura que las mujeres sufren más por amor que los hombres, debido a que en el proceso de las relaciones de pareja el cerebro libera "dopamina", lo cual se debe a  estímulo que recibe la pareja por medio de los besos y abrazos; esta sustancia es  un neurotransmisor responsable de que el cuerpo se sienta en un estado de relax y felicidad, cuando el amor termina esta sustancia no se produce y, por consecuencia, llegan la tristeza y el desánimo. A los 20 años es cuando el cuerpo produce más "dopamina", a la edad de 25 ésta va creciendo, pero a los 45 se produce un 50% menos de  cuando se tenían 20.
La BBC explica que en estudios de algunos científicos se indica que es la misma parte del cerebro que procesa el dolor físico y el dolor emocional, este es un factor por el cual algunas personas tardan más en recuperarse de una herida emocional.
El dolor físico está relacionado con el dolor emocional, tanto así, que cuando alguien siente sufrimiento por amor, experimenta síntomas como si estuvieran enfermos, tales como: opresión en el pecho, dolor de cabeza y estómago, esto es físico pero surge a raíz del sufrimiento por amor.
Un equipo de neurocientíficos de la Universidad de California en los Ángeles, (UCLA), quienes estudian el dolor emocional, han podido analizar las reacciones del cerebro y del corazón (en cuanto a sentimientos), señalando que tanto el dolor físico como el emocional se producen en la zona cerebral llamada corteza singular anterior, la cual se activa cuando los seres humanos padecen alguna pérdida que afecte su estado emocional.
Parece algo extraño pero el amor duele, duele tanto que las personas que llegan a sentir este sufrimiento de manera cruel, suelen perderse en el más profundo sufrimiento, donde no les interesa nada más que estar al lado de esa persona que les ha causado tanto daño, esto en psicología es denominado como: “dependencia emocional”, la cual lleva a las personas a la depresión y, en algunos casos, es tan fuerte que se pueden presentar intentos de suicidio.
El Dr. Walter Riso, psicólogo y escritor, aborda este tema en varias de sus reflexiones, igualmente lo hace a través de su canal de Youtube, en su programa “Reflexiones Para Vivir Mejor”, en el cual en uno de sus capítulos da respuesta a la pregunta ¿Por qué sufrimos por amor? y dice que: “Esta es una pregunta que nos lleva a la esencia misma de nuestra capacidad de expresar y recibir afecto”, afirmando que las causas por las cuales se sufre por amor son muchas, pero identifica 3 factores específicos.

1. Origen social. Donde se basa en una concepción idealista del amor, la idea de que es eterno y súper poderoso, que mueve montañas y vas a ser feliz siempre, el sufrimiento llega cuando se dan cuenta de que no es la realidad que vives. El amor no es perfecto, se construye.

2. Personal. El vínculo amoroso que existe con los padres desde niños, es algo fundamental para las relaciones amorosas: si en tu niñez viviste con afecto, tus relaciones serán buenas, pero si no lo tuviste, repetirás el patrón de inseguridad que experimentaste.

3. Autoestima o amor propio. Las personas que tienen una autoestima elevada y se quieren así mismas tienen relaciones tranquilas y duraderas, no son dependientes de otras personas, viven plenamente.

Así mismo el Dr. Riso, nos habla de los 3 pilares fundamentales para un buen amor. Estos son:
  • Eros: Deseo por el otro. (como un postre)
  • Philia: La amistad. La alegría de que el otro exista.
  • Ágape: Cuidado por el otro. Ternura, no violencia.

Cuando hace falta algún ingrediente, el amor no está completo y se sufre un vacío, es ahí donde empieza el dolor y el sufrimiento, afirma el doctor Walter Riso.
Las buenas parejas son semejantes, gustan por compartir momentos que agradan a los dos, son complementos el uno del otro, buscan un bienestar común, el de ser felices; es importante luchar siempre en unión, el amor duele, si, es verdad, pero también existe el amor propio, que es el que te dará la fuerza para salir adelante y ver que la vida tiene grandes maravillas que están esperando para ti.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada