Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dilluns, 17 de juny de 2013

"Todos sabemos que la autoestima viene de lo que tú piensas de ti mismo, no de lo que los demás piensan de ti". Frases para cambiar vidas.


La autoestima es la opinión que tienes de ti mismo. La autoestima alta te hará caminar por la vida con solvencia, mientras que la baja te dará problemas en tropel y sin fin, hasta que decidas hacer algo algo al respecto. Así de simple.
El impacto que tiene en nuestra vida la visión que tenemos de nosotros mismos es brutal, pudiendo derivar en algo todavía más grave como pueden ser la depresión o la ansiedad.
Los expertos determinan que la mayoría de los problemas de autoestima comienza con una primera experiencia (quizá en la adolescencia), en la que el sujeto falla o fracasa en una tarea que él o su entorno próximo considera de gran valor o, más trágicamente, cuando al individuo se le acusa de no estar a la altura de determinado reto o circunstancia.
Conocí a una persona muy especial que atravesaba serios problemas de autoestima, hasta que un día decidió negarse a ser rehén de la opinión negativa que tenía sobre sí mismo y que, dicho sea de paso, no se correspondía en absoluto con la realidad.
"Me niego a tener baja autoestima, me dijo un día. Luché con la autoestima durante años, hasta que me di permiso para que dejara de importarme lo que otros piensan.
Aquel fue un primer gran paso porque: ¿qué clase de persona eres si no te importa lo que opinen los demás? Bueno, en realidad, me preocupo por los demás. Me preocupo por los sentimientos del otro, pero simplemente no me dejo contaminar por sus opiniones negativas.
Junto con el darme permiso para dejar de preocuparme de lo que otros piensan, me di permiso, igualmente, para tener defectos. En realidad, puedes entrenar tu cerebro para dejar de pensar en todos tus defectos y errores, pero no es nada útil.
Y si se busca un modo de empezar a hacer crecer la autoestima, podría recomendar, en primer término, el decirse cosas buenas acerca de uno mismo. Basta con escribir diez o quince características positivas que poseas, guardar la lista y sacarla a relucir en el momento en el que te asalte algún pensamiento negativo sobre ti o tu capacidad.
Cuando comencé a escribir la lista con todas mis cualidades, me sentí mal, porque parecía que me estaba enorgulleciendo gratuitamente y alimentando mi vanidad de manera fatua y engreída. Pero no es así. Se necesita práctica para entender que es fundamental apreciarse y quererse, para que los demás te aprecien y te quieran. Sentirse mal es muy fácil, pero sentirse bien requiere un montón de esfuerzo."

Y así fue como mi amigo desterró la baja autoestima de su vida y comenzó una nueva etapa mucho menos sufrida y doliente y bastante más feliz.

Yo Soy Yo

En todo el mundo no hay nadie como yo. Hay personas que tienen algo en común conmigo, pero nadie es exactamente como yo. Por lo tanto, todo lo que surge de mí es verdaderamente mío porque yo sola lo escogí.
Soy dueña de todo lo que me concierne: de mi cuerpo, incluyendo todo lo que hace; mi mente, incluyendo todos sus pensamientos e ideas; mis ojos, incluyendo las imágenes de todo lo que contemplan; mis sentimientos, sean lo que sean, ira, gozo, frustración, amor, desilusión, excitación; mi boca, y todas las palabras que de ella salen, corteses, tiernas o rudas, correctas o incorrectas; mi voz, fuerte o suave, y todas mis acciones, ya sean para otros o para mí misma. 
Soy dueña de mis fantasías, mis sueños, mis esperanzas, mis temores. Soy dueña de todos mis triunfos y logros, de todos mis fracasos y errores.
Como soy dueña de todo mi yo, puedo llegar a conocerme íntimamente. Al hacerlo, puedo amarme y ser afectuosa conmigo en todo lo que me forma. Puedo así hacer posible que todo lo que soy trabaje para mi mejor provecho.
Sé que hay aspectos de mí misma que me embrollan, y otros aspectos que no conozco. Mas mientras siga siendo afectuosa y amorosa conmigo misma, valiente y esperanzada, puedo buscar las soluciones a los embrollos y los medios para llegar a conocerme mejor.
Sea cual sea mi imagen visual y auditiva, diga lo que diga, haga lo que haga, piense lo que piense y sienta lo que sienta en un instante del tiempo, esa soy yo. Esto es real y refleja donde estoy en ese instante del tiempo.
Más tarde, cuando reviso cuál era mi imagen visual y auditiva, qué dije y qué hice, qué pensé y qué sentí, quizá resulte que algunas piezas no encajen. Puedo descartar lo que no encaja y conservar lo que demostró que sí e inventar algo nuevo en vez de lo que descarté.
Puedo ver, oír, sentir, pensar, decir y hacer. Tengo las herramientas para sobrevivir, para estar cerca de otros, para ser productiva, y para encontrar el sentido y el orden del mundo formado por la gente y las cosas que me rodean.
Soy dueña de mí misma,
Y por ello puedo construirme.
Yo soy yo y estoy bien.


Reflexión final:  "De todas las trampas en la vida la falta de autoestima es la peor y la mas difícil de superar, debido a que está diseñada por tus propias manos y se centra en la frase: No vale la pena, no lo puedo hacer". (Maxwell Maltz)


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada