Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

divendres, 12 de desembre de 2014

¿Se puede ser feliz con sólo tres pasos?. Pilar Jericó.

Un ingeniero de Google cree que sí… Se trata de Chade-Meng Tan, empleado número 107 y miembro del Talent Group del gigante de internet. Meng, como popularmente se le conoce, desde sus inicios en la compañía se propuso acabar con el estrés y los agobios de la oficina y apostó por técnicas de mindfulness para mejorar la inteligencia emocional e impulsar el bienestar de sus colegas.
Meng, que ha trabajado durante ocho años intentando hacernos la vida un poco más fácil cuando buscamos información en internet, también se preocupó por una búsqueda más interna y propuso en “Busca en tu interior" las claves para la felicidad.
Se trata de tres sencillos pasos o técnicas, avalados por la ciencia, que nos ayudarían a ser un poco más felices en nuestro día a día.

1. “Medita”
En Laboratorio de felicidad ya hemos hablado de mindfulness o de la práctica de la atención plena, siendo también para Meng una de las técnicas clave que nos acercan a la felicidad. Desde la meditación somos capaces de contemplar los problemas con ecuanimidad, lo que nos ayudará a encontrar mejores soluciones. Jon Kabat-zinn, de la facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts, lleva muchos años trabajando en esta línea y ha llegado a la conclusión de que la conciencia plena reduce la ansiedad y es buena para nuestra salud mental. La atención plena nos exige habitar el momento presente, lo que evita que nuestra mente esté en el pasado o en el futuro, antesalas de la depresión o la ansiedad.
A pesar de que meditar pueda parecer un tema místico, con algunas sencillas claves podemos incorporarla de forma práctica a nuestro a día a día. Se trata de dedicar tiempo a observar nuestros pensamientos sin juzgarlos, lo que con la práctica nos ayudará a no dejarse llevar solamente por impulsos. Por ejemplo, como proponíamos en “Mindfulness o vivir el momento presente” podemos incorporar ejercicios sencillos, como esperar tres sonidos para respirar y centrarse antes de coger una llamada, o dedicar un tiempo a ser consciente de lo que vamos a ingerir antes de comer algo.

2. Llevar un registro de momentos alegres
Los momentos de “alegría cotidiana” pasan desapercibidos a lo largo del día y somos capaces de arruinar una jornada si algo negativo se presenta sin aviso. Por eso Meng recomienda anotar y recordar cada uno de esos momentos de alegría que vamos teniendo a lo largo del día. Por ejemplo: encontrarte a un amigo en la calle, compartir unas risas con los colegas de trabajo, ese metro que parece que esté esperando por nosotros y que no nos hace perder ni un segundo… en esos momentos, debemos decirnos a nosotros mismos: ¡Tengo un momento de alegría! Un momento mindful!

3. Desea felicidad a otras personas
En este laboratorio, en diferentes post, hemos analizado cómo los pensamientos altruistas y de gratitud reportan más felicidad incluso que recibir. Y es que no solamente parece que ser generoso y desear la felicidad de los otros nos ayude a ser más felices, parece que también nos hace más eficientes en nuestro trabajo. “En la medida en que seamos generosos, creamos un entorno mucho más agradable a nuestro alrededor y conseguimos que beneficie también a las personas con las que trabajamos”.
En Google, la empresa que alardea de tener a los empleados más felices del mundo, se toman la felicidad muy en serio, tanto que Meng convenció a sus jefes para hacer un curso que les enseñara técnicas de mindfulness, cursos que son de los mejores valorados, según me contaron cuando estuve en Google Palo Alto.
Con esa iniciativa, Meng se convirtió en Jolly Good Fellow de Google. Es el cargo que aparece en su tarjeta y la descripción de su puesto de trabajo habla de “Enlighten minds, open hearts, create world peace”. "Ilumina mentes, corazones abiertos, crear la paz mundial" 
Aquel curso para sus colegas de Google, le llevó a hacer más cursos abiertos con otras personas y organizaciones, a escribir el libro Busca en tu interior, a fundar el Instituto de Liderazgo Busca Dentro de Ti (SIYLI) y a un sinfín de actividades comprometidas con la paz en el mundo.

En cuanto a mi experiencia, aún no sé si estos tres pasos que esboza Chade-Meng Chen son el secreto de la felicidad, pero sí que me parecen lo suficientemente sencillos pare empezar a practicarla… ya os contaré.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada