Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dimarts, 2 de setembre de 2014

Tendemos a comportarnos como lo hace la mayoría. Pete Singer. La Contra de La Vanguardia.

Peter Singer, doctor en Filosofía e historiador, líder del pensamiento global 2013.

Tengo 67 años. Soy australiano y vivo entre Melbourne y Princeton, donde soy catedrático de Bíoética. Casado, tengo tres hijos y cuatro nietos. Debemos trabajar a escala global para solucionar los problemas globales: la pobreza, el cambio climático y la paz. No tengo creencias

¿Altruistas  a la vez que egoístas?
Sí, así somos los humanos. Primero pensamos en nosotros, luego en nuestro entorno más cercano.

¿Y en los que están lejos?
Cuando tomamos conciencia de que podemos contribuir a crear un mundo mejor. Hay un movimiento emergente internacional con una gran base ética, el altruismo efectivo, que agrupa a gente que dedica su vida a hacer tanto bien como pueda.

¿Por qué debería maximizar la cantidad de bien que puedo hacer?
Porque, como vive en un país con bastante bienestar, tiene recursos y capacidades que pueden marcar una gran diferencia en la vida de otras personas sin que le suponga un gran cambio en su vida. ¿La he convencido?

Insista un poco más.
Contribuir a que el mundo sea un lugar mejor le proporcionará una vida más significativa y será más feliz. Está demostrado que tener cosas no proporciona la felicidad.

Pero nos cuentan que un coche es la libertad y un bombón, la seducción.
Paseando por Barcelona he visto demasiadas tiendas que venden cosas a precios ridículamente altos. Nos dejamos persuadir de que gastarte 4.000 euros en un bolso te hace diferente. ¡Es ridículo!

Para un extraterrestre, sí.
...Pero eso también crea una oportunidad: nos indica el gran potencial que tenemos para hacer algo más gratificante con nuestro dinero y con nuestro tiempo.

¿Es esa su ética práctica?
Parte de ella. Creo que es esencial que nos planteemos las consecuencias de nuestras acciones, si van a beneficiar a todos, seres humanos y seres no humanos. Me preocupa mucho la situación de los animales.

Deme razones para tratar bien a los animales.
La primera es que les provocamos muchísimo sufrimiento cuando no es en absoluto necesario. A la mayoría de las personas les horrorizaría la idea de encerrar un perro en una pequeña jaula toda su vida, pero no se dan cuenta de que cuando comen jamón es muy posible que venga de un cerdo que vivió toda su vida en esas condiciones.

Los cerdos son tan inteligentes y sensitivos como los perros.
Sí, por eso si la gente fuera consciente de lo que sucede con los cerdos, probablemente tomaría medidas.

¿Está en contra del consumo animal?
Podría plantearme su consumo si los animales tuvieran una muy buena vida y fueran sacrificados de forma correcta, pero hacerlo a gran escala comercial para alimentar a las poblaciones de las naciones prósperas no lo hace posible.

¿Por qué?
Se consume demasiada carne y existen grandes sistemas comerciales que compiten en los precios, y sabemos lo que eso significa: millones de pollos que viven apilados en cajas, vacas que no caminan ni ven la luz.

Entiendo.
Pero todo queda encerrado tras unos muros. Saber lo que está pasando es una molestia para las personas, les incomoda.

Mejor mirar hacia otro lado.
Mientras la gente piense en los animales como meros medios de producir alimentos, es poco probable que tonganos una forma satisfactoria de tratarlos.

¿Es usted un amante de los animales?
No especialmente. De hecho, nunca he tenido una mascota, pero no creo que sea cuestión de empatía intensa, sino de ética, es decir, si se puede o no justificar cómo se trata a los animales.

¿Y si no se puede justificar?
Entonces no puedes ir a un supermercado y pagar por ese producto aceptando y apoyando ese sistema.

Somos contradictorios y banales.
Es cierto, pero es posible avanzar y lo hemos hecho en algunas áreas. Estamos superando prejuicios basados en la raza, muy fuertes en Europa tan sólo hace ochenta años, respetamos más la orientación sexual y creo que estamos prestando más atención a la pobreza. Podemos seguir avanzando.

¿Fue la ética y no el amor lo que le hizo vegetariano?
Efectivamente, y uno de los motivos fue el hambre en el mundo. Es moralmente indefendible que haya gente que se muera de hambre cuando hay suficientes recursos en el planeta.

Nadie se lo negará.
La producción industrial de carne exige enormes cantidades de grano a cambio de una pequeña porción de comida. Si no comiéramos tanta carne, tendríamos mucha más comida disponible.

Parece que la mayor dificultad humana es la coherencia: la diferencia entre cómo pensamos y cómo actuamos.
Estoy de acuerdo, y ese es el camino: vivir de acuerdo con nuestros valores. Sólo así empezaremos a construir un mundo mejor, y cuantas más personas lo hagan, más se sumarán, porque el ser humano es como un rebaño: tendemos a comportarnos como lo hace la mayoría.

EL PUNTO DE VISTA

En el año 2005 fue reconocido como Una de las cien personas más influyentes del mundo por la revista Time, que incluyó su libro, Liberación animal (1975), en la lista de los cien mejores libros de no ficción publicados desde 1923. Pasó por Barcelona para ofrecer un par de ponencias en el ciclo de conferencias Josep Egozcue, que organiza la Fundació Víctor Grífols i Lucas. Sus temas son la liberación animal y la ética práctica, y me regala una reflexión de calado al invitarme a adquirir el punto de vista del universo: “...Y así, viéndonos como uno entre muchos, siendo conscientes de nuestra suerte, y viendo las necesidades de muchos, podemos optar por ayudar a los demás".


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada