Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

divendres, 1 de febrer de 2013

DESTINO. Historia animada de Salvador Dalí y Walt Disney.

La breve historia animada cuenta los amores de una bailarina por un jugador de béisbol. Se conocen, se gustan, pero el tiempo, representado por el dios griego Cronos, se impone. No se puede escapar al destino, concluye el cuento animado.

Dalí y Disney se conocieron en 1945 durante el rodaje de la película Recuerda de Alfred Hitchcock. "Se quedaron impresionados el uno con el otro", contó ayer la directora del Centro de Estudios Dalinianos, Montse Aguer. Dalí no quedó contento con el recorte que hizo Hitchcock en la versión final de la película. Un desengaño que se repitió en otras colaboraciones, como cuando escribió el guión de una película para Harpo Marx, Jirafas en ensalada de lomos de caballo, que nunca se rodó.
Al año siguiente de su amor a primera vista, Dalí firmó un contrato para trabajar durante dos meses en la factoría Disney. Era la culminación del sueño americano del catalán. En aquella época, Dalí y Disney cruzaron varias cartas, que intercambiaban en diferentes lenguas (francés e inglés) y requerían traducción. Incluso en 1957, el matrimonio Disney viajó a la casa de los Dalí en Portlligat, en Cadaqués (Girona).
Pero con Disney tampoco logró sacar adelante Destino. Tanto la Fundación de Dalí como la factoría de dibujos animados lo achacan a problemas de presupuesto y a la Segunda Guerra Mundial. En 2003, Roy Disney, nieto del fundador, decidió recuperar el corto, del que sólo existían 15 segundos experimentales, y montó un film de dibujos animados de siete minutos.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada