Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dimarts, 26 de febrer de 2013

POSITIVA TU VIDA!. Miguel Benavent de B.


Rojas Marcos, experto y eminencia mundial en temas de optimismo , aconseja hacer un ejercicio muy simple. El día que te sientas desanimado, pesimista, el día que estés un poco chafado, hay que coger un papel y un lápiz. Escribe 20 cosas que tengas en la vida para estar agradecido. 20 cosas fantásticas que tienes un tu vida. 20 cosas brutales. Todos tenemos 20 problemas y preocupaciones, 20, 30 o 40. Si la mente la dejamos neutra, si la dejamos libre, dirige los pensamientos hacia estas preocupaciones. Ésta es su manera natural de funcionar, la mente está diseñada para resolver problemas, es su mecanismo original. Pero a veces deberíamos hacer el esfuerzo de llevar la mente a las alegrías, a lo que funciona, a las cosas que van bien. Escribe las 20 cosas.
No es fácil, ni rápido; se puede tardar 15 minutos en hacer este ejercicio. Pero después de este tiempo pensando en positivo, nuestra mente dice: «¡Al loro!, que no estamos tan mal». Uno ve las cosas de otra manera, se valoran las cosas que funcionan bien, te vuelves más alegre, más positivo. Las preocupaciones nos quitan demasiado tiempo, mucho más del que deberían. Descartes, al final de su vida, escribió una carta en la que decía: «Mi vida estuvo llena de preocupaciones, muchas de las cuales jamás sucedieron». Por eso hay que preocuparse lo justo y aprender a dirigir la mente a las cosas positivas que también tenemos en la vida.
Estoy seguro de que muchas personas que lean este ejercicio pensarán: «Vaya tontería, yo necesito algo de más nivel, algo más sofisticado». ¿Lo has probado? Si piensas que es una tontería estás diciendo que el señor Rojas Marcos dice tonterías. Éste es otro de los deportes nacionales, saberlo todo mejor que los demás, pensar que uno sabe más que el experto, calificar de tonterías cosas que uno ni siquiera ha probado. Vamos a imaginar que te propusiera el siguiente ejercicio. El día que haya luna llena coge un vaso de cristal y pon dos dedos de aceite, aceite de oliva virgen extra; si es de Córdoba, mejor. Deja el vaso con el aceite toda la noche en una repisa de cualquier ventana en la que le dé la luz de la luna. Asegúrate de que es luna llena, puede que lo parezca pero no lo sea. Por la mañana coge una nuez y tritúrala. Ponla dentro del vaso, con el aceite. Enciende una vela, o mejor, un poco de incienso. Coge una cuchara de plástico, sobre todo que sea de plástico, porque si es metálica se perderá toda la energía positiva acumulada. Dale tres vueltas en el sentido de las agujas del reloj y piensa en tres deseos. Luego bébete el aceite con los con los trozos de nuez de golpe, sin pararte. ¡Ah!, y tapándote el orificio izquierdo de la nariz, porque si no se escapan las emociones positivas.
Estoy seguro de que si explicara esta chorrada habría más gente que haría esto antes que el ejercicio de hacer la lista de las 20 cosas que recomienda Rojas Marcos. Estoy convencido de que hay personas que leyendo este ejercicio deben pensar: «¡Sí, sí, sí, venga, que esto pinta que sí, que tiene que funcionar!». Porque estamos en un mundo en que si la cosa no es esotérica, si no hay velita o incienso, entonces es una tontería y no funciona. Antes de hacer cosas raras y extrañas, ¿no sería mejor probar las cosas simples y sencillas que recomiendan los expertos?
Tal Ben-Shahar, el reconocido profesor de Psicología Positiva de la Universidad de Harvard, explica en su libro Practicar la felicidad un experimento de los psicólogos Emmons y McCullough. Pidieron a un grupo de personas que escribieran cada día al menos cinco cosas por las que cada día se sintieran agradecidas. Las consecuencias de este simple ejercicio se demostraron enormes. En comparación con un grupo de control que no hizo el ejercicio, los que sí lo hicieron desarrollaron una mayor capacidad para apreciar su propia vida, experimentaron niveles más elevados de bienestar personal y emociones positivas, se sentían más felices, eran más asertivos y optimistas, se mostraron más generosos, sentían más ganas de hacer ejercicio y encima tuvieron menos síntomas de enfermedades. ¡Y todo esto sólo por escribir cinco cosas cada día por las que estás agradecido en un papel!

“Vivir la vida con sentido”, escrito por Victor Küppers.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada