Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

diumenge, 24 de novembre de 2013

«Los cambios profundos precisan una insatisfacción inspiradora», Mario Alonso Puig.

«La mayor parte de los límites que nos planteamos son creaciones mentales», asegura el experto
«Los cambios radicales y profundos precisan una insatisfacción inspiradora», sentencia el doctor Mario Alonso Puig. «Sin ella, no se llegan a producir». Este doctor, especialista en cirugía, ha dedicado parte de su vida a analizar las maneras de aflorar el potencial humano y, entre otros cargos, forma parte del Leadership Council del Foro de Davos.
Si aspiramos a una vida plena hemos de enfrentarnos al vértigo, según sus propuestas. «Se trata de esa emoción que sentimos cuando damos un paso adelante que nada lo sostiene», explica. «Ante esa situación, hace falta un enorme grado de confianza en uno mismo». El doctor y ensayista habla de la necesidad de salir de la zona de confort para afrontar cambios ambiciosos. «Porque lo familiar y la inercia, aunque sean agradables, poseen un enorme poder inmovilizador». Y sentencia: «El cerebro siempre busca lo fácil».
Los recursos y energías dormidas que permanecen en nuestro interior son susceptibles de aflorar y cualquiera con una capacidad mental normal, puede extraerlas siempre que, a juicio del protagonista del acto, encontremos la palanca emocional necesaria. «Hemos de hallarnos en una situación límite, ante una sensación de urgencia, para actuar», explica y admite que asumir el cambio resulta difícil: «Si una persona está dispuesta a hacer lo necesario para cambiar tiene que afrontar muchas incomodidades e inseguridades». A ese respecto, la idea que hemos forjado de nosotros mismos es uno de los planteamientos esenciales que debemos cuestionar. «La mayor parte de los límites que nos planteamos son creaciones mentales», arguye. «Desconocemos nuestra realidad».
Su último libro, 'El cociente Agallas', expone las vicisitudes de ese proceso que conduce a la transformación personal. El ensayo no esconde los escollos que siembran el camino y aconseja fe y pasión para afrontar el reto. «La pasión y la fe nos permiten superar las frustraciones iniciales que comporta la aventura», dice. Los errores no han de impedirnos proseguir en nuestro empeño. «Aquí, los fracasos son entendidos como manchas indelebles, mientras que en Estados Unidos los emprendedores simplemente se preguntan qué pueden mejorar en su siguiente intento».

UNA VOZ INTERIOR
La soberanía personal es un elemento esencial en todo el proceso. «Si yo no creo en mí mismo, no es realista exigir que los demás lo hagan», advierte. Sin embargo, en ocasiones las circunstancias personales son un lastre demasiado grande y pedimos ayuda exterior.
En opinión de Alonso, existen tres tipos de apoyo para superar estados de gran desaliento. El primer capítulo lo dedica a aquellas personas a las que importamos y podemos fiarnos y conocen los pasos precisos para salir adelante. El segundo, a los 'coach', una figura en auge. «Pero no todos son eficientes, sólo aquellos que te acompañan verdaderamente y te permiten aflorar el potencial escondido», precisa.
Los especialistas médicos, que conforman el tercer grupo, son insustituibles cuando el ánimo se halla hundido, «en esos momentos difíciles que no conseguimos afrontar». Ante esa circunstancia, sugiere que se acuda a un psicólogo o psicoterapeuta con experiencia. «El factor clave es el tipo de relación que se establece, la cercanía, empatía y respeto con la persona. La sensación de trasmitir confianza y comprensión resultan esenciales».

Ahora bien, la insatisfacción no desaparece, sino que tan sólo evoluciona. «Nunca perdemos la sensación de que necesitamos crecer», advierte. «Es la llamada de mi ser a alcanzar la plenitud. Hablamos del movimiento para seguir mejorando como persona y profesional. No es desagradable porque me conduce por un camino de crecimiento constante». Pero el doctor reclama escucharla. «Si prestamos atención a naderías y no a lo importante, no sucederá nada en nuestras vidas».

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada