Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dimarts, 2 de juliol de 2013

EVOLUCIÓN DEPLORABLE. Fábula.

El mono, el cerdo y el tigre se encuentran casi siempre dentro de cada ser humano. Pero existe, sin embargo, una gran diferencia entre el humano y la bestia, diferencia en cuya definición se han quemado las pestañas todos los filósofos.
Los humanos tenemos del mono la imitación. Millones obran y piensan igual, les falta originalidad. Cuando uno es original en la manera de pensar o de hacer las cosas, significa que ha logrado matar al mono que llevaba dentro de él mismo.
Millones de seres humanos obran y piensan como los cerdos. Sólo viven para satisfacer sus apetitos materiales. Son como cuerpos sin espíritu. Su finalidad es siempre práctica y deleznable. Odian las flores por la estúpida razón de que no pueden alimentarse con ellas; el agua clara les repugna, acaso porque ella refleja el diáfano azul del cielo. Prefieren al aire perfumado de los campos, el acre olor de sus pocilgas. El humano que descubre en la vida que nos rodea el desinterés, la abnegación y la frugalidad y que aspira a que su mente sea tan limpia como limpio y sano debiera ser su cuerpo, logrará matar al cerdo que vive dentro de él.
Más la evolución más deplorable es aquella que le lleva a mantener despierto al tigre que todos llevamos dentro. Es, entonces, el verdugo que insulta, maltrata y pega. Es el ser que odia la paz y quiere guerra; el que se regocija con los males ajenos; el que goza con las lágrimas ajenas, que ríe cuando otros lloran.

Hay que matar a esos tres animales que llevamos dentro, y que forman, mudos, la gran bestia humana. Porque ser humano es trascender a la bestia y conectarse con lazos de compasión a la humanidad entera.
La vida viene a cuento. Relatos de Ecologia Emocional.
Jaume Soler i Mª Mercè Conangla.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada