Palabras, imágenes, canciones, emociones que nos acompañan en nuestro camino.

dimecres, 15 de gener de 2014

"Que no salgan los niños a la calle pero sí los coches: absurdo"



Joel Schwartz, que consiguió que se prohibiera la gasolina con plomo
Tengo 65 años. Nací en Nueva York y vivo en Boston. Casado, tengo dos hijos. Soy profesor de Epidemiología Ambiental en Harvard. La contaminación atmosférica es sólo un problema político, porque tenemos la tecnología para disminuir la polución. Soy judío

DESCONCERTANTE
Las investigaciones de este experto en polución han dado lugar a un endurecimiento de las normas de calidad del aire de EE.UU. Europa sigue sin mover pieza. Ahora también investiga los efectos de los pesticidas y otros contaminantes que se encuentran en la comida, 'un problema gravísimo', dice con esa sonrisa desconcertante que le caracteriza y que no pierde aunque me asegure que con mi desayuno me he tomado mi pequeña dosis de veneno. "El bisfenol A y los ftalatos de los plásticos, que contienen por ejemplo los envases de agua, alteran nuestro metabolismo'. ¡Ojalá se le escuche también en este tema! Ha venido a Barcelona invitado por el Centre de Recerca en Epidemiologia Ambiental

A cuánta gente mata la polución?
Tanto en EE.UU. como en Europa, a unas 200.000 personas al año; más que las muertes causadas por la suma del cáncer de mama y de próstata.

¿Sólo por salir a la calle y respirar?
Así es. La contaminación atmosférica incrementa la dureza de las arterias, el riesgo de ataque al corazón, de embolia. Agrava la neumonía, provoca cáncer de pulmón y aumenta los casos de asma... Y estoy hablando de concentraciones muy por debajo de los estándares actuales.

Usted ha estudiado los efectos de la contaminación atmosférica en los niños.
Tiene efectos cognitivos; observamos un menor coeficiente intelectual en los que están expuestos a niveles más altos de contaminación. Y en anímales, la contaminación produce inflamación en el cerebro.

Consiguió identificar la exposición ambiental de plomo en la gasolina.
Sí, lo que llevó a su prohibición. El plomo ya no es un peligro en EE.UU., pero sí en Europa del Este debido a su industria, que provoca que los niveles de plomo en sangre en los niños sean muy elevados, lo que tiene efectos auditivos y ralentiza su crecimiento.

Es muy triste lo que cuenta.
Tenemos la tecnología para reducir la contaminación. Lo único que hace falta es la voluntad política para llevarlo a cabo.

En EE.UU. ya lo han hecho.
Sí, ante el aumento de las muertes, los síntomas respiratorios y los ingresos hospitalarios hemos endurecido las normas de calidad del aire. Sin embargo, el comisario europeo no ha puesto normas.

En Barcelona sufrimos un pico de contaminación
Lo sé, pero el problema no son los episodios pico que ocurren de vez en cuando, sino los niveles medios durante el año. Sabemos, insisto, que estar expuesto a ellos tiene efectos muy nocivos para la salud.

¿Urge aparcar el coche?
Si, y resulta curioso que ante un pico de contaminación insistan en que los niños no salgan a la calle pero dejen salir los coches.

Absurdo, sí.
Hay que reducir las emisiones, sabemos que la mayoría viene de los coches. Por lo tanto, hay que reducir drásticamente la circulación en las ciudades y fabricar coches con pocas emisiones. Los coches antiguos hay que eliminarlos.

¿Y los autobuses?
Autobuses y camiones emiten mucha polución; si no se puede renovarla flota, hay que implantarles filtros y catalizadores ya. Hay que eliminar fábricas y plantas eléctricas que quemen combustible y prohibir que los barcos lo hagan en puerto.

Sus soluciones no son muy radicales.
No puedo recomendarle que se apee del autobús y vaya andando o en bicicleta porque lo que respira no es bueno para su salud.

Las centrales eléctricas tampoco son la solución para cuidar el medio ambiente.
De acuerdo, pero los coches eléctricos y los híbridos son una buena manera de empezar, y mientras tanto hay que ir implantando las energías renovables. No podemos esperar a tener la solución perfecta.

¿Qué implica más gasto: hacer algo o no hacer nada?
Un estudio publicado por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE.UU. señala que los beneficios de reducir la contaminación atmosférica son 10 veces mayores que el coste en muertes y hospitalizaciones.

¿Qué podemos hacer los ciudadanos?
Voten por políticos que se comprometan a reducir la contaminación en serio. Exijan.

Hacer footing hoy no parece sano.
A corto plazo es mejor hacer ejercicio en el interior, pero a largo plazo será insostenible dentro y fuera.

¿Qué hacemos con el perro, lo paseamos por el pasillo de casa?
Ja, ja..., su perro estaría más sano. Ya Maimónides, médico del siglo XII, dijo que las ciudades eran tóxicas, que era mejor vivir en el campo. Ahora la situación es muchísimo peor. Quedan dos alternativas: o presionan para que se tomen las medidas necesarias o se tendrán que ir a vivir a otro lugar.

¿Por ejemplo?
Boston o Estocolmo registran un tercio de los niveles de contaminación de Barcelona.

¿Qué será de los niños que han crecido respirando esta nube tóxica?
Un estudio realizado en el sur de California demuestra que los niños que han crecido en áreas de mayor contaminación cuando son adultos tienen una capacidad pulmonar mucho más reducida, y nunca llegan a la capacidad de los que han crecido en ambientes menos contaminados. La capacidad pulmonar es fundamental para la salud y un predictor importantísimo para muchos otros problemas graves en la edad adulta.

¿Todavía estamos a tiempo?
Hay estudios que demuestran que si se hace una intervención rápida y radical en la disminución de la contaminación atmosférica, se refleja en la salud de la población.

¿Tiene esperanza?
A veces.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada